MARTÍN PALACIO


martin
Posted by Picasa

mencionado por:

lorena pradal

menciona a:

laura arnés
santiago pintabona
gustavo roldán
alberto muñoz


poética:

considero que toda escritura es, en definitiva, una estadía rimbaldiana en los infiernos, poetización metonímica de un enfrentamiento con lo “demoníaco” o “demonio” tal como lo ha entendido Stefan Zweig. Según el escritor austríaco, lo demoníaco “es la inquietud esencial e innata en todo ser humano que le separa de sí y le arrastra al infinito, hacia lo elemental. Parecería como si la naturaleza hubiese dejado subsistir una pequeña parte del caos primitivo en cada alma y esa parte se esforzara pasionalmente en retornar al elemento de que salió: lo suprahumano, lo abstracto. Dentro de nosotros, el demonio es el fermento atormentador e inquieto que impulsa al ser, casi siempre tranquilo, a todo lo que es peligro, exceso, renunciación y hasta anulación de sí”. Esa potencialidad que pugna por desbordar la grieta subyacente al signo presupone un combate desde lo indecidible: lleva a cabo un desplazamiento, un continuo separarse de la unidad-sentido, o de la unidad dadora de sentido. Esta nueva “identidad”, que se configura desde lo demoníaco, se caracteriza por una continua desapropiación de sí, que permite que el yo se constituya no desde una propiedad sino desde una im-propiedad: la de construirse desde lo otro que se escribe en su escritura. Escribir implica convertirse, derrideanamente, en el entre o lugar vacío para ser atravesado por otras voces, otros cuerpos, otros textos. Escribir significa dejar toda propiedad de sí, para permitir que el otro (o los otros. Lo demoníaco siempre deviene “Multitud”) hable en y desde nuestras palabras.

bio/biblio:

nací el 5 de junio de 1977 en Montevideo. Viví trasladándome de una punta a otra del Uruguay hasta dar con la frontera brasileña, a pocos kilómetros del mar. Desde diciembre del 2005 resido en Buenos Aires. En lo que respecta a mis trabajos, oscilo entre la poesía, la crítica literaria y la traducción de textos en portugués encontrándose los mismos en varias publicaciones electrónicas (Agulha, Palavreiros, Malabia, Escáner Cultural, etc.) y en revistas impresas (Hermes Criollo, Iscariote, La Guacha, Heterogénesis). En la actualidad, estoy armando una antología de la poesía brasileña actual junto a la poeta Marisa Negri. Los textos aquí presentes pertenecen a dos libros inéditos, “Lecciones de Antropofagia” y “Nigredo”.

www.desdelatierramedia.blogspot.com // www.lacanciondeltrasgo.blogspot.com

Poemas:


Poema V de “Lecciones de Antropofagia”

El germen de este ocaso
se siente más adherido a la madera
y al pentagrama
que al espacio fáctico del suelo,
a su monovalencia tardía de resinas y tentáculos.

El goce de sentirse causado
anda a traspiés de niebla
con un ágape sin turno, punta por punta
las formas en que utilizas tu disfraz a la escala del poniente.

La pregunta es transparencia de lo oscuro.
Todo es remisión que exige
la uña del demiurgo,
acto y potencia. Ya sea con la casa derribada
o con la verbatura escindida de Lomismo.


Poema V de “Nigredo”

a Gustavo Espinosa

Tengo, descarnándose a destiempo, la ley del resplandor afuera que los viernes dirimirán entre alambres de púa y muñecas de porcelana; tengo también un talón que desdibuja el paso que conduce a Esciros, allá como quien sueña con caballos de madera;
almanaques y transatlánticos virtuales dejan este olor a plástico quemado, prendiéndosenos como un jirón de crujidos descompuestos;

ninguno invocaría el diluvio ante el Cebollatí o el Barrio Samuel adentro: la redención existe en cuanto la escarcha exista, en cuanto amenace el plomo tenso de una tachadura simultánea, así deambulemos solos bajo el ritmo de una cumbia tecno o nos precipitemos rumbo a esa suela feraz y su daath de tristísima hojarasca;

sobre los dogmas de un acto necrofílico y la digitación inaceptable de un carbunclo, trascendemos cualquier tsunami de galactofagias compulsivas mientras se enferma de ectoplasmosis el cuarto rostro de mi cuarta cara.

Por eso no se asusten si un fósforo consume otras exequias y chasquea su hocico radiactivo, alargándome sus flancos;

no se asusten si acelero los espejos, rascándome carnívoro.

Poco importa sus biselaciones y el punzado si mis dientes denuncian la cuchara en que me sirvo; cuando una bolsa de arpillera se exima de ser la delicia obligatoria o nos proponga su aspereza de forúnculo kantiano, saldré de los bestiarios y propagaré un catálogo de páncreas y tornillos;

catástrofes celestes saciarán su metro cúbico de estuarios, redactándose igualmente la exaltación de las bisagras si piensan dejar el trazo, sin saber que el mar acepta hasta donde sea posible la enumeración de sus demiurgos.

Obsérvenme tranquilos, asúmanme que soy lo que un lenguaje construyó sobre su ausencia: escatológico al fin, devengo indecidible, resquebrajando el magma carcelario de las morgues;

claro está que, entre dos pausas, los lirios recuperan su estatura y que nadie emprende la ascensión cauterizándose dos tibias. La espera de quien roza cañerías en desuso (pues, según dicen los putos, es fácil descubrir su crasa teología en dos fascículos) puntualiza la merma de una tenia, su ceniza de gripes envejecidamente bolivianas;

los perros ladran calle abajo, haciéndonos perder este gemido astral de treinta pesos; los diccionarios destejen nuestra iconografía, refractarios a esta arborescencia de sí mismos, de túneles, eclipses; un saurio samurai invade el habla. Preferiría salir al cruce de la errancia, tantear los quicios de la transubstanciación, decantar en la redoma el nadir homúnculo de la contingencia;

la muerte del sujeto ha muerto. Lo advierten las terrazas que no conocen los mormazos de noviembre: los retrovisores buscan congelar su instancia, porque el Génesis se quedó en abreviatura de atopías; los grabados de viejos textos demonológicos darán razón de lo disperso, de esta llovizna de coágulos negruzcos. Bela Lugosi .ha muerto, espantando las últimas rendijas de las cloacas.


Poema VI de “Nigredo”

a Lorena Pradal

Ayúdenme a cavar esta penumbra que invade por igual plazas y mamposterías; aquellos que bordeen la latitud más próxima a un cangrejo o piensen insistentemente en la teleología del archivo, tendrán la acidez del mosto como quien prevé la diseminación de las escalas; verán la insinuación de la ceguera, la recurrencia a un claustro oximorónico de arañazo eléctrico.

No hace mucho hablábamos de la saga anacrónica del trasgo, de la homologación de códigos que ensambla la menopausia con el piercing frente al advenimiento de la nieve. Y la luna, que hasta entonces los astrónomos habían calculado abstrusa, derrama sobre la pisada de un hijo de familia su quimioterapia arcaica, pregunta por qué la sangre sabe a aguarrás vencido y en qué se consume el silencio de los frigoríficos cuando se despeña sobre el marrón y el gancho los voltajes de un tubolux a punto de quemar algún fusible.

Quisiera una fracción inevitable, un videoclip semiótico experto en desatar el pus de sus treinta hiperentropías sígnicas. Un rimmel cyberpunk revierte su póstuma abstracción, hace proliferar la espina allí donde el territorio se .exprime en simulacros de zarzas pixcodélicas; piensen, además, que toda esta filiación disociativa entre las guadañas y los misales no dejará de lado los letreros de los hipermercados, ni tampoco escatimará esa extrema suspensión de criogénesis para tanta épica inscrita en los códigos de Matrix: tan sólo afirma la disolución total, sosteniéndose en su propia emergencia indeclinable. Que un injerto de cartílagos se ensamble con el vértigo temprano de los patios: la compulsión delata otras consistencias, otras cartografías, pletóricas de cianosis y de náuseas no sartreanas.

Irremediablemente, el acento me pende del zapato. Al igual que un repliegue de acrónimos y averías, la claudicación del logos desciende de un gemido al margen seco, omite negociaciones con el polietileno oral de los martillos. Propongámonos, entonces, un diafragma en donde encallen cetáceos lautréamonts, esófagos y espadas sin diámetros centrales; no salga a la intemperie el grado cero de un umbral, mesando su escarlata genital de dos esquinas. Nada hay tan monstruoso como esa transparencia, como esa claridad de fármaco y prospecto.

Gramática desviante, gremlin de crasa evanescencia tautológica: cadáveres y espejos se insertan en su función de orujo, dan a conocer una serie de epidemias asombrosamente medievales, blues sinfónicos, pólipos malignos o retrovisores de máquinas mutantes que ejercen su metonimia atroz de cólicos y androides. Cualquier consagración fortuita del exceso derrama su viscosidad de alienígena extirpable, un murmullo de imágenes y episodios de partícula, a salvo de las distracciones del olvido.

Asómense a las amatistas silenciosas que se acumulan en los escritorios, dispongan de los anacoretas que viven en el segundo cerro de más atrás: una configuración de sótano y binario se desvirga en baños públicos, las auras más infames irrumpen desenfrenadamente sobre lo que se ordena y se pronuncia. Sé que el pómulo derecho asiente la fugacidad de los relatos, y el cuerpo no anticipa la unidad del hombre y su carcoma: nos faltan amperímetros y esperas, un purgatorio acrílico que nos re-escriba desde su más delgada línea rizomática. Sé que por entre mis lenguas el sol también da su luz negra, esa luz que desgarra la garganta de los ángeles y cubre de musgo seco la huella de los tractores. El bufón entona su alabanza cortándose la encía. Paso segregando trapos sucios, el fiel escupitajo de quien perdió su sombra en el retorno.
* * *

:: commentarios:: 2
At 26 ene. 2007 19:21:00, Anonymous Liliana Valdez : dijo...

Por curiosidad, vi trabajos tuyos de crítica y me han gustado mucho. Buscando otras cosas que habrías publicado, me encontré con este sitio. Confieso que tu poesía deslumbra hasta cegar: la mirada que ofreces es como la del aleph borgiano, simultáneo y caótico, al punto que sus lecturas -sumidas en un extremado y riguroso barroquismo verbovisual- se vuelven apabullantes, tal vez por su condición de infinitas. Un saludo cordial desde Santiago de Chile.

Liliana Valdez

 
At 1 feb. 2007 18:42:00, Blogger Martín Palacio : dijo...

Antes que nada, muchísimas gracias por tu lectura atenta y acertada. Es difícil dar un conjunto de observaciones al cómo y el desde dónde uno (se) escribe, pero es cierto: Borges me marcó profundamente con el cuento "El Aleph", aunque -con algo de disparidad de referencias, y no tanto- también el neobarroquismo de autores uruguayos como Gustavo Espinosa, Eduardo Milán, Amir Hamed, y Sandino Núñez. En fin: el mundo siempre fue un caleidoscopio, una heterotopía siempre en fuga, inapresable. De allí el caos y el abigarramiento que percibes a partir de la escritura. Un fuerte abrazo y hasta pronto.

 

Publicar un comentario



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: : ::Foro 1::
: ::Foro 2::
: ::Foro 3::
: ::Poesía sonora/visual::
: ::Encuesta::
: ::La poesía y Macri::
: *agenda
: *links
: *prensa
: *avisos
: *concepto
: *contacto
: *créditos
: ºtwitter
: ºfacebook
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: : Florencia Abadi
: Florencia Abbate
: Inés Acevedo
: Javier Adúriz
: Diego de Aduriz
: Osvaldo Aguirre
: Roberto Aguirre Molina
: Tomás Aiello
: Fernando Aí­ta
: Carlos J Aldazabal
: Manuel Alemian
: Marina Alessio
: Selva Almada
: Gustavo Álvarez Nuñez
: Ma. Paula Alzugaray
: Lucas Amuchástegui
: Pablo Anadón
: Marí­a Teresa Andruetto
: Héctor Miguel Ángeli
: Elena Anníbali
: Román Antopolsky
: Fernando Araldi
: Mercedes Araujo
: Paula Aramburu
: Marimé Arancet
: Carlos Ardohain
: Germán Arens
: Teresa Arijón
: Martín Armada
: Laura Arnes
: Jimena Arnolfi
: Mario Arteca
: Raúl O. Artola
: Alfia Arredondo Orozco
: Rudy Astudilla
: Jorge Aulicino
: Marita Balla
: César Bandin Ron
: Carlos Barbarito
: Trinidad Baruf
: Sandro Barrella
: Verónica Barrionuevo
: Ignacio Barsaglini
: Carlos Battilana
: Domitila Bedel
: Jacqui Behrend
: Gabriela Bejerman
: Pablo Bellido
: Bárbara Belloc
: Luis Bení­tez
: Timo Berger
: Milena Berlatzky
: Concepción Bertone
: Isabella Bianca
: Sebastián Bianchi
: Salvador Biedma
: Francisco Bitar
: Mariano Blatt
: Osvaldo Bossi
: Nicolás Wekil Braessas
: Jorge Brega
: Alfonsina Brión
: Orlando Van Bredam
: D.J. Buenmozo
: Gerardo Burton
: Daniel Buschi
: Juan Carlos Bustriazo Ortiz
: Luciana Caamaño
: Susana Cabuchi
: Víctor Toty Cáceres
: Gabriel Caldirola
: Laura Calvo
: Fernando Callero
: Nicolas Cambon
: Lilián Cámera
: Silvia Camerotto
: Fernando Caniza
: César Cantoni
: Clara Canzani
: Diego Carballar
: Oscar Cares Leiva
: Patricia Carini
: Martín Carlomagno
: Marcelo Carnero
: Mónica Carozzi
: Germán Carrasco
: Cristian Carrasco
: Gabriela Carrión
: Gustavo Caso Rosendi
: Walter Cassara
: Fernanda Castell
: Florencia Castellano
: Santiago Castellano
: Horacio Castillo (h)
: Soledad Castresana
: Alejandro Castro
: Silvia Castro
: Carolina Castro
: Esteban Castromán
: Susana Cella
: Verónica Cento
: Mariana Chami
: Lord Cheselin
: Martina Cianis
: Javier Cófreces
: Vanina Colagiovanni
: Jorge Consiglio
: Macky Corbalan
: Silvina Costa
: Ricardo Costa
: Juan Alberto Crasci
: Laura Crespi
: Aquiles Cristiani
: Aní­bal Cristobo
: Graciela Cros
: Alejandro Crotto
: Federico Crowe
: Cuqui
: Miguel Culaciati
: Andrés Cursaro
: Marcelo Cutró
: Silvia Dabul
: Franco Dalcomo
: Victoria D`Antonio
: Pamela De Battista
: Juan De Lapala
: Sergio De Matteo
: Tamara Demiryi
: Carlos Descarga
: Juan Desiderio
: Ariel Devincenzo
: Valeria De Vito
: Ana Claudia Díaz
: Marcelo Díaz
: Bruno Di Benedetto
: Celeste Dieguez
: Sofía Di Leonardo
: Selva Dipasquale
: Jorge Dipré
: Ignacio Di Tullio
:
Mariana Docampo
: Nicolás Dominguez Bedini
: Lara Dominguez
: Mercedes Mac Donnell
: Valeria Dubinowski
: Matias Ducart
: Lucí­a Dussaut
: Roberto Echavarren
: Sol Echevarría
: Rodolfo Edwards
: Carlos Martí­n Eguí­a
: Teresa Elizalde
: ná Khar Elliff-ce
: Cecilia Eraso
: Jorge Leónidas Escudero
: Santiago Espel
: Susana Espí­ndola
: Eduardo Espósito
: Francisco Erian
: Carolina Esses
: Dolores Etchecopar
: Norma Etcheverry
: Federico Falco
: Miguel Fernández
: Analía Fernández Fuks
: Paola Ferrari
: Horacio Fiebelkorn
: Estela Figueroa
: Daniela Fiorentino
: Diego A. Fleischer
: Valeria Flores
: Laura Fobbio
: Patricio Foglia
: Javier Foguet
: Jorge Fondebrider
: Facundo Fontela
: Natalia Fortuny
: Gastón Franchini
: Beto Frangi
: Florencia Fragasso
: Gabriela Franco
: Silvana Franzetti
: Daniel Freidemberg
: Romina Freschi
: Javier Galarza
: Damian Galateo
: Bárbara Gallotta
: Ivana Gamarnik
: Francisco Garamona
: María de la Paz Garberoglio
: Griselda Garcí­a
: Esteban Garcí­a
: Juan Fernando Garcí­a
: Marí­a Garcí­a
: Selene Garcí­a
: Franco Gargiulo
: Miguel Gaya
: Marina Gersberg
: Guillermo Giampietro
: Amalia Gieschen
: Gigio
: Dolores Gil
: Iris Gimenez
: Analía Giordanino
: Carlos Godoy
: Cynthia Gómez
: Jonas Gomez
: Santiago Gómez Asensio
: Rubén Gómez
: Mercedes Gómez de la Cruz
: Julia Gonzalez
: Lisandro González
: Sebastián González
: Matí­as González
: Gustavo Gottfried
: Patricio Grinberg
: Irene Gruss
: Alejandro Guerri
: Ricardo Guiamet
: Ana Guillot
: Javier Guipponi
: Rosana Gutiérrez
: Mercedes Halfon
: Sebastian Hernaiz
: Hernan
: Ricardo H Herrera
: Emilio Herrera
: Tomás Horovitz
: Belén Iannuzzi
: Lorena Iglesias
: Valeria Iglesias
: Silvia Iglesias
: Juan Diego Incardona
: Fabián Iriarte
: Carmen Iriondo
: Josefina Irurzun
: Virginia Janza
: Alfredo Jaramillo
: Patricia Jawerbaum
: Paula Jiménez
: Reynaldo Jiménez
: Federico Joaquín
: Carolina Jobbágy
: Alejandro Jorge
: Gerardo Jorge
: Estela Kallay
: Nurit Kasztelan
: Pablo Keyes
: Milagros King
: Ileana Kleinman
: Marina Kohon
: Adriana Kogan
: Rita Kratsman
: Andrés Kurfirst
: Ana Lafferranderie
: Hernán La Greca
: Matías Laje
: Luciano Lamberti
: Luciana Lamothe
: Verónica Laurino
: José Luis Larroca
: Anahí­ Lazzaroni
: Marcelo Leites
: Ana Lema
: Julieta Lerman
: Germán Lerzo
: Rosa Lesca
: Flopa Lestani
: Marí­a Paz Levinson
: Gerardo Lewin
: Andrés Lewin
: Luisa Fernanda Lindo
: Natalia Litvinova
: Santiago Llach
: Ana Llurba
: Laura Lobov
: Mauro Lo Coco
: Olga Lonardi
: Marí­a Eugenia López
: Julián López
: Mariana López
: Hernán Lucas
: Marí­a Lucesole
: Juana Lujan
: Luis Luján
: Liliana Lukin
: Luciano Lutereau
: Vicente Luy
: Karina Macció
: Fernanda Maciorowski
: Yanina Magrini
: Martín Maigua
: Pedro Mairal
: Pablo Makovsky
: Roberto D. Malatesta
: Marí­a Rosa Maldonado
: Anahí­ Mallol
: Malu
: María Malusardi
: Ana María Manno
: Luis Marecos
: María del Carmen Marengo
: Marina Mariasch
: Fernando Marquinez
: Marisa Martí­nez Pérsico
: Cecilia Martínez Ruppel
: Francisco Marzioni
: Claudia Masin
: Carolina Massola
: Mariano Massone
: Diego Matteoni
: Silvio Mattoni
: Cecilia Maugeri
:
Ximena May
: Mariano Mayer
: Valeria Meiller
: Graciana Mendez
: Alejandro Méndez
: Inés de Mendonca
: Verónica Merli
: Caro Mikalef
: Eduardo Mileo
: Gabriela Milone
: Florencia Minici
: Ana Miravalles
: Cinthia Mirol
: Marí­a Rosa Mó
: Ivan Moiseeff
: Juan Carlos Moisés
: Elisa Molina
: Ignacio Molina
: Fernando Molle
: Pablo Montanaro
: Esteban Moore
: Marcela Morel
: Matías Moscardi
: María Cecilia Moscovich
: Martín Moureu
: Hugo Mujica
: Eva Murari
: Guadalupe Muro
: Marí­a Muro
: Clara Muschietti
: Delfina Muschietti
: Adriana Musitano
: Alina Muszak
: Daniel Muxica
: Diego Muzzio
: Andi Nachon
: Jorge Naparstek
: Pablo Natale
: Marisa Negri
: Marí­a Negroni
: Andrés Neuman
: Marcelo Neyra
: Eduardo Nico
: Fernanda Nicolini
: Alejandro Nicotra
: Esteban Nicotra
: Mario Nosotti
: Robinson Oberti
: Daniel Oblitas
: Eloí­sa Oliva
: Carla Olivera
: Pilar Ortega
: Joaquí­n Oreña
: Lautaro Ortiz
: Juliano Ortiz
: Mario Ortiz
: Juan Ramon Ortiz Galeano
: Rafael Felipe Oteriño
: Paula Oyarzábal
: Giselle Pablovsky
: Hugo Padeletti
: Martí­n Palacio
: José María Pallaoro
:
Hansel Panic
: Peter Pank
: Daniela Pasik
: Cecilia Pavón
: Carolina Pellejero
: Inés Pereira
: Matías Perla
: Marí­a Cecilia Perna
: Martí­n Pérez
: Mara Pérez
: Verónica Pérez Arango
: Matías Perla
: Melina Perlongher
: Laura Petrecca
: Mariano Peyrou
: Paula Peyseré
: Nicolás Pinkus
: Santiago Pintabona
: Ricardo Daniel Piña
: Cristina Piña
: Liliana Piñeiro
: Rocío Pochettino
: Not Poet
: Gael Policano Rossi
: Stella Ponce
: Juan Emmanuel Ponce de León
: Mori Ponsowy
: Nico Pony
: Ana Porrúa
: Oscar Portela
: Lorena Pradal
: Claudia Prado
: Laura Pratto
: Sol Prieto
: Martí­n Pucheta
: Fernanda Puglisi
: Pablo Queralt
: Mauro Quesada
: Carina Radilov Chirov
: Olga Ravelli
: Juan Rearte
: Gabriel Reches
: Jimena Repetto
: Valeria Resenite Alvarez
: Rolando Revagliatti
: Malena Rey
: >Eduardo Rezzano
: Sergio Rigazio
: Gabriel Riobó
: Damián Ríos
: Jorge Rivelli
: Noelia Rivero
: Gabriela Robledo
: Pablo Roca
: Martí­n Rodrí­guez
: Leandro Rodriguez Jáuregui
: Gabriel Roel
: Mercedes Roffé
: Juana Roggero
: Ricardo Rojas Ayrala
: Marta Rojzman
: Cecilia Romana
: Carolina Romanó
: Natalia Romero
: Margarita Roncarolo
: Germán Rosati
: Mónica Rosenblum
: Santiago Rouaux
: Daniela Sabanes
: Carla Sagulo
: Juan Salzano
: Diego Sánchez
: Hugo Emilio Sánchez
: María Sánchez Puyade
: Maximiliano Sanguinetti
: Fabián San Miguel
: Jorge Santkovsky
: Claudia Sastre
: Andrea Sardo
: Germán Scelso
: Victoria Schcolnik
: Eric Schierloh
: Carlos Schilling
: Alejandro Schmidt
: Javier Scotta
: Carina Sedevich
: Leandro Selén
: Dante Sepúlveda
: Selva Sepúlveda
: Elba Serafini
: Marina Serrano
: Yaki Setton
: Patricia Severin
: Mónica Sifrim
: Leonor Silvestri
: Fabricio Simeoni
: Perla Sneh
: Lucas Soares
: Enrique Solinas
: Paula Marí­a Soruco
: Claudia Sosa Lichtenwald
: Federico Spoliansky
: Gustavo Stocovaz
: Osías Stutman
: Patricia Suárez
: Diego E. Suárez
: Mariana Suozzo
: Carlos Surghi
: Santiago Sylvester
: Susana Szwarc
: Alberto Tasso
: Emmanuel Taub
: Hernán Tenorio
: Valeria Tentoni
: Natalí­ Tentori
: Juan Terranova
: Mariana Terrón
: Patricio Torne
: Paula Trama
: Rafael Urretabizkaya
: Alvaro Urrutia
: Sergio Uzal
: Franco Vaccarini
: Joaquín Valenzuela
: Ana Luz Vallejos
: Beatriz Vallejos
: Cri­stian Vázquez
: Joaquín Vázquez
: Noelia Vera
: Mat­as Vernengo
: Ramiro Vicente
: Walter Ch. Viegas
: Osvaldo Vigna
: Beatriz Vignoli
: Nicolás Vilela
: Susana Villalba
: Paulina Vinderman
: David Voloj
: Florencia Walfisch
: David Wapner
: Tomás Watkins
: German Weissi
: Guadalupe Wernicke
: Laura Wittner
: Juan Xiet
: Laura Yasan
: Gabriel Yeannoteguy
: Paula Yende
: Victoria Yoguel
: Marina Yuszczuk
: Ezequiel Zaidenwerg
: Lila Zemborain
: Ana Zemborain
: Edgardo Zotto